Saltar al contenido
COLECCIONISTAS DE MONEDAS

Como hacer una Colección de Monedas

coleccion de monedas

Si acabas de aterrizar en el mundo del coleccionismo de monedas y te gustaría saber por dónde empezar  estás en el lugar correcto.

Aquí encontrarás algunos consejos y recomendaciones para que la entrada en el coleccionismo de monedas te resulte lo más fácil posible.

Porqué debes entrar en el
coleccionismo de monedas

En cierta manera el coleccionismo de monedas no es distinto de otros tipos de coleccionismo, tales como libros en sus primeras ediciones, relojes antiguos u otras obras de arte.

Si bien es cierto que cada persona posee una motivación diferente para coleccionar monedas, casi siempre suelen haber dos causas principales:

  • una como disfrute personal 
  • y la otra como una buena inversión.

Coleccionar monedas es mucho más divertido de lo que piensas

Claro que a todos nos gusta tener nuestra colección de pequeños tesoros para poder enseñarlos, mirarlos y disfrutar de ellos cuando queramos.

Por otro lado, muchas veces aprendes de historia, política o eventos y personas importantes coleccionando monedas. El propio afán por ampliar tu colección te lleva a interesarte por cuestiones históricas o sociales que son relevantes para la moneda en cuestión que estás comprando o vendiendo.

No pocos coleccionistas de monedas afirman que la pasión de las monedas les condujo a la pasión de aprender cosas nuevas.

¿Y qué decir además de la «caza del tesoro»? A todos nos emociona encontrar la moneda más buscada, la que encaja a la perfección en nuestro catálogo.

Numismática: un valor creciente

Como decíamos, aunque tu motivación no sea exclusivamente lucrativa, si tu colección incluye monedas valiosas pronto te sorprenderás del aumento del valor de muchas de tus monedas.

Muchas personas además planean trasmitir a su descendencia su colección de monedas, y eso redunda en un interés mayor por aumentar el número de monedas de la colección.

Si ya entiendes el porqué de los coleccionistas de monedas, a continuación tienen 5 sencillos pasos que te serán de gran ayuda en el cómo.

Punto #1: Aprende el vocabulario (jerga) de los coleccionistas

Cualquier ámbito de carácter especializado posee un dominio semántico propio, y el coleccionismo de monedas no iba a ser distinto.

Son muy importantes lo siguientes términos:

  • Monedas en circulación / circulantes: Son las que han sido utilizadas en el ámbito del comercio y han circulado con normalidad.
  • Monedas conmemorativas o de conmemoración: Monedas que acuñadas para honrar un evento, una persona, una institución o cierta emisión concreta. Este tipo de monedas son las llamadas monedas de colección y no están destinadas a ser monedas en circulación.
  • Valor nominal: Se refiere al valor que aparece acuñado en la moneda. Nada que ver con el valor de la moneda dentro del coleccionismo.
  • Valor intrínseco: En este caso sí hablamos del valor real de la moneda. Usualmente este precio se basa en algunos factores considerado claves.  Debe incluir
    • lo que pagaste por ella,
    • el Valor histórico,
    • su Estado de conservación y belleza
    • el Año y la ceca de la acuñación
    • su rareza.
  • Ceca: Una casa de moneda o empresa que acuña monedas (por ejemplo, la FNMT española).
  • Acuñación: Es el proceso de fabricación de las diferentes monedas.
  • Moneda de cuño: Monedas emitidas en una acuñación determinada.
  • Numismática: disciplina de la ciencia histórica que abarca las monedas, billetes y medallas tanto antiguas como modernas.
  • Numismático: Estudioso o coleccionista de monedas.
  • Prueba de acuñación:  Primeras pruebas que se hacen de una acuñación, a fin de controlar la calidad del cuño. Son monedas de alta calidad que hoy día se hacen con mucha frecuencia, debido a la gran demanda que poseen entre los coleccionistas.
  • Monedas sin circulación: Monedas circulantes que  nunca lo han hecho.

Términos numismáticos sobre el aspecto o morfología de las monedas

En lo que se refiere al cuerpo de la monedas, existen una serie de palabras que hay que conocer:

  • Anverso: Cara o lado principal de la moneda.
  • Reverso: La otra cara de las moneda. Posee un carácter secundario.
  • Inscripción : Se refiere al dibujo en relieve o tridimensional dentro del campo de la moneda.
  • Campo epigráfico: superficie plana en la que se graba la inscripción.
parte de una moneda
  • Campo numismático: superficie que va desde las leyendas del contorno de la moneda hasta el centro.
  • Borde o Canto: Es el borde exterior lateral que marca ambas caras de una moneda. Se la conoce como la «tercera cara de la moneda».
  • Gráfila: es la orla de las monedas y medallas. Suele  ir unida al listel del borde, y se muestra de diferentes maneras: estrías, rayas, puntos, hoja…  Se cree que su función era la de proteger la moneda contra el desgaste… y el recorte o limado.

Punto #2: Empieza ya a coleccionar monedas

En muchas ocasiones se suele empezar bien comprando monedas que te  “enamoran” o adquiriendo carteras o sets de monedas.

En este caso el criterio es bastante subjetivo. Puede ser el valor intrínseco de la moneda, su interés o los materiales con los que está hecha. Monedas de plata, de oro o de platino son muy populares.

En realidad se trata de encontrar monedas que sean importantes para ti.

De este modo, un buen consejo es simplemente comenzar la colección adquiriendo monedas que despiertan tu interés.

Compra sets o carteras numismáticas

Es una muy buena forma de hacer crecer tu colección.

Una cartera o set es una pequeña colección de monedas de prueba o sin circular, emitidas por una institución de casa de monedas oficial. Este tipo de emisiones son realizadas con bastante frecuencia por prácticamente todas las Cecas del mundo.

Al ser  monedas que se encuentran en unas condiciones perfectas, las hace candidatas idóneas para engrosar tu incipiente colección de monedas.

Punto #3: Encuentra tu tipo de colección

Una vez tengas las suficiente monedas notarás que existe un patrón, algo que las une a todas ellas. Ese algo es en realidad tu criterio, aquello que para ti es importante aunque no lo sepas.

Puede ser el estado de conservación, que abundan las de oro o las de plata, quizás el diseño… o el color. Cualquier cosa en realidad.

Sea lo que sea, el hecho de darte cuenta de ello te permitirá:

  • Definir más específicamente el tipo de moneda que quieres coleccionar
  • Crear sets de monedas por tipo.
colecionista de moneda

Ideas para empezar un tipo de colección

Son habituales los siguientes tipos de colecciones:

  • Por fechas o años de cuño: Las acuñadas en una año – país determinado. También puedes coleccionar una moneda concreta por cada año de acuñación.
  • Por país: Te puedes limitar a tu país o coleccionar el mayor número posible de monedas del mundo.
  • Por periodo de tiempo:  Es fascinante tratar de reconstruir un periodo de tiempo a partir de sus monedas. Ejemplos: Primera guerra mundial, Revolución Francesa, etc…
  • Por su diseño: Puedes tomar como criterio el tema. Animales, flores o plantas,  eventos de carácter cultural, deportivos…  ¡el único límite es la imaginación!
  • Por el material / pureza: Metales como el cobre o la plata… o incluso el oro si te lo puedes permitir son ejemplos perfectos de colecciones por tipo de material.

Mente abierta

La razón por la que hay que ser flexible a la hora de coleccionar monedas es que tus intereses pueden variar con el tiempo. Si lo piensas, las personas somos así.

  • A lo mejor empezaste tu colección con la Segunda República Española, pero pasado el tiempo te das cuenta de que las que te interesan de verdad son las relativas a los cantones.
  • Empiezas una colección de monedas de oro, pero en unos años ves que las que te gustan en realidad son las que conmemoran cierto tipo de eventos, como por ejemplo los de carácter deportivo.

Punto #4: El kit básico del coleccionista

Aunque el coleccionismo de monedas no requiere de una gran inversión en lo que se refiere a este tipo de accesorios, sí que son necesarias algunas cosas para:

  • Conservar correctamente la colección de monedas
  • Disfrutar lo máximo posible de tu colección

Con toda probabilidad a medida que amplíes tu colección querrás accesorios más especializados y con más prestaciones.

Aquí tienes el kit básico para cualquier persona que aspire a coleccionar monedas:

  • Una Lupa preferiblemente de 7 aumentos, para ver los detalles de las monedas
  • Una forma de llevar el registro de tu colección. Sea un cuaderno, fichas o algún tipo de programa de ordenador debes llevar algún tipo de registro.
  • Álbumes para tener todas las monedas centralizadas y ordenadas en un lugar
  • Hojas, cartones o cápsulas para mantener tus monedas más valiosas a salvo de condiciones ambientales adversas. Protégelas sobretodo de la humedad  y el polvo. Son los mayores enemigos de los coleccionistas de monedas.
  • Unos guantes de algodón para tocar las monedas
  • Una guía de referencia para conocer información importante de tus monedas.

Punto #5: Conserva y cuida tus monedas

Este punto es más importante de lo que parece, ya que el estado de conservación de las monedas es uno de los aspectos cruciales de su valor.

Aquí tienes unos consejos básicos para hacer las cosas bien:

  • Nada de tocarlas con las manos desnudas, solo con guantes.  Aunque te laves las manos la grasa de la piel daña a la moneda y, por ende, su valor. Recuerda, usa siempre guantes de algodón.
  • Evita guantes de latex o plástico. Estos guantes suelen venir lubricados con productos que puede producir daños irreparables a las monedas
  • Manipula correctamente las monedas: siempre por los bordes, y con los dedos índice y pulgar. Recuerda que el campo de la moneda es sagrado. No se debe tocar nunca. Si temes que se te pueda caer coloca debajo una toalla de ella un trapo grueso lo más mullido posible.
  • Cuidado cuando hables: aunque parezca mentira la saliva es un gran enemigo de las monedas. Pueden crear manchas irreversibles. Almacenar y mostrar de forma segura.
  • Almacena correctamente tu colección de monedas:  si eres principiante puedes guardarlas en fundas o sobres de papel (libre de ácidos), También dispones de  tubos, carpetas o álbumes. Para las más valiosas usa cápsulas selladas de plástico duro.
  • Piensa si deberías incluirlas en tu seguro de hogar,  o robo. Es un aspecto que deberías valorar de cara a futuro.

Colecciones de monedas: una pasión de padres a hijos

En muchas ocasiones el coleccionismo de monedas es un asunto que va de padres a hijos. Es decir, si hay un coleccionista en la familia, es muy probable que trate de inculcar su pasión a sus propios hijos o nietos. Son muchas las colecciones de monedas familiares que han crecido a lo largo de los años gracias a la labor de diferentes generaciones.

Un legado familiar con gran valor sentimental… y económico

 Si tenemos la suerte de poseer una colección de  monedas y/o billetes en nuestra familia es muy probable que la persona que  la comenzó la enriqueciera con  monedas interesantes y valiosas. Dichas colecciones pueden tener décadas o incluso siglos. Y se sabe que el valor de las monedas bien conservadas puede haberse disparado durante este tiempo. A veces vale la pena pararse a estudiar con detenimiento las colecciones de monedas familiares.

Tasación de la colección de monedas

Sin duda vale la pena visitar a un tasador para que pueda ver las piezas de la colección y contarnos más sobre su historia y su valor real hoy día. Aunque no lo creas el coleccionismo de monedas posee una ingente cantidad de compradores y coleccionistas, que conforman una comunidad extremadamente heterogénea e intergeneracional.

La pasión del coleccionismo

Coleccionar monedas es algo diferente e intrigante: detrás de cada pieza se oculta una historia a menudo increíblemente sugestiva y digna de ser descubierta. Una vez se prueba se convierte en una pasión que permanece con nosotros  el resto de nuestras vidas. Esa propia naturaleza de explorador que todos llevamos dentro enciende el deseo de enriquecer nuestras colecciones con  monedas valiosas y especiales.

Cada vez más importante en tu vida

El coleccionismo de monedas puede llegar a ser más que un pasatiempo o una forma de invertir tu dinero. Con el tiempo puede que esa colección de monedas que has logrado reunir a lo largo de tantos años sea un legado que ocupa un lugar muy destacado en tu vida.

Otros artículos relacionados que te pueden interesar:

5/5 (3 Reviews)